Michoacán, entre los índices más bajos en materia de rendición de cuentas: CIDE


Michoacán tiene calificación reprobatoria en materia de transparencia. El
análisis que realizó el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) en
el último semestre de 2007 revela que el grado de información oficial que se
difunde en el gobierno del estado, el Congreso local, el Poder Judicial y los
113 municipios del estado, le dan a Michoacán una calificación de 51 puntos,
colocándolo junto a entidades como Tlaxcala, Baja California Sur, Durango,
Querétaro, Tamaulipas, Nayarit o Zacatecas, que presentan los índices más bajos
del país en materia de rendición de cuentas.

Los partidos políticos en la entidad, que hasta hace un año no tenían
páginas de Internet con la información pública que se les exige, han empezado a
trabajar en ello, pero su nivel de cumplimiento es apenas de 50 por ciento en
promedio, y en términos generales, la información que todavía no se atreven a
difundir tiene que ver con contrataciones de servicios, presupuestos y sus
informes anuales.

En tanto, la Comisión Estatal de Acceso a la Información Pública del Estado
de Michoacán de Ocampo (CEAIPEMO) informó que de los 113 municipios del estado,
únicamente nueve cuentan con una página de Internet que contenga información
pública. Estos municipios son Acuizio del Canje, Apatzingán, Ario de Rosales,
Los Reyes, Morelia, Pátzcuaro, Uruapan, Zamora y Zitácuaro.

En la CEAIPEMO existe reticencia para hablar de la situación precaria en la
que se encuentran las entidades públicas de Michoacán en materia de rendición
de cuentas. En una entrevista que concedió a La Jornada Michoacán la
comisionada presidenta, Ana María Martínez Cabello, evitó abordar el tema bajo
el argumento de que en los próximos días tendrían los resultados del monitoreo
2008 que les permitirá conocer si se registró un avance cualitativo en materia
de transparencia. Mientras tanto, se conformó con asegurar que en el estado,
todos, es decir, partidos políticos y entidades de gobierno, tienen muy buena
voluntad.

“Lo que sí te puedo decir en este momento es que es muy buena la actitud que
tienen las autoridades municipales, el Poder Legislativo, Ejecutivo, Judicial,
partidos políticos y órganos autónomos”, aseveró la consejera.

En el estudio que de julio a noviembre de 2007 realizaron el CIDE y la Conferencia
Mexicana para el Acceso a la Información Pública (Comaip) se señala que en la
mayoría de los estados de la República los gobernantes ejercen “con dificultad”
la obligación de rendir cuentas.

En ese estudio, únicamente 13 entidades federativas alcanzaron una
calificación mínima de 60 puntos en términos de difusión del manejo de los
recursos públicos y de la forma en que atienden las solicitudes de información
de la ciudadanía.

La investigación se denominó Métrica de la transparencia en México,
y ahí se evaluó qué porcentaje de la información que por ley están obligados a
difundir está a disposición de cualquier ciudadano, cuánto tiempo tarda cada
entidad pública en responder a una solicitud de información y qué calidad
tienen sus respuestas.

En conclusión, demostraron que en la mayor parte de las entidades del país,
incluyendo sus congresos locales, Poder Judicial estatal y municipios quedaron
“a media tabla”; es decir, no se alcanzó un nivel satisfactorio en la
evaluación de 264 páginas electrónicas de dependencias públicas.

“Según la información oficial disponible en Internet, que por ley debería
ser pública, los estados que obtuvieron una calificación aprobatoria fueron
Yucatán, Coahuila, Guanajuato, Sinaloa, Nuevo León, Sonora, Quintana Roo, Morelos,
Guerrero y el Distrito Federal. En contraste, entre las entidades que no
obtuvieron un puntaje aprobatorio se encuentran Tlaxcala, 18; Baja California
Sur, 49; Michoacán, 51; Durango, 53; Querétaro, 37; Tamaulipas, 41; Nayarit,
55, y Zacatecas, 53”.

En el estudio se especifica que entre la información que los ejecutivos
locales son más reacios a difundir está la que tiene que ver con los sueldos de
los funcionarios públicos, compras o licitaciones.

En lo que a atención a las solicitudes de documentación de la gente se
refiere, Michoacán también destacó como una de las entidades con menor
puntuación, pues sólo obtuvo 17 puntos, ubicándose junto a entidades como
Durango, que tuvo 18 puntos, o Baja California Sur, que es un “caso extremo”
porque en ese tema obtuvo una calificación de cero.

En lo que concierne a calidad de la información que se entrega a los
ciudadanos, Michoacán obtuvo una calificación de cero, junto a los gobiernos
locales de Querétaro, Durango, Baja California Sur y Tlaxcala.

En la revisión de los tribunales de justicia estatales, los de Michoacán se
ubicaron entre la gran mayoría que no rebasó una puntuación de 47; es decir,
que no alcanzan a cumplir ni la mitad de los estándares establecidos.

Pero quizá el caso más dramático es el del Poder Legislativo, pues para
elaborar el análisis, los investigadores del CIDE y de la Comaip solicitaron a
los legisladores locales responder algunas preguntas para evaluar, entre ellas,
el monto de gasto que ejercen en telefonía celular y el presupuesto total que
utilizan. Y Michoacán volvió a destacar. Se ubicó entre los congresos estatales
que simplemente se negaron a responder las solicitudes de información para
elaborar el estudio.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: